Buenas perspectivas para el mercado de oficinas en 2015

La inversión en edificios de oficinas de Madrid y Barcelona alcanzó los 2.500 millones de euros en el ejercicio 2014, un volumen que triplica el del ejercicio precedente y que supone marcar un máximo desde los años 2006 y 2007, ejercicios previos a la crisis.
Más de la tercera parte (el 37,5%) de esta inversión procedió de las nuevas sociedades cotizadas de inversión inmobiliaria (socimis) constituidas el pasado ejercicio.
Durante el pasado 2014 las rentas en la zona prime de Madrid se situaron en torno a los 24,5€/m2/mes. La inversión extranjera en la capital procede de capital americano y británico, y se confirma que los inversores están aprovechando oportunidades ante la perspectiva de incrementos de precio en un futuro cercano.

La economía española regresa poco a poco a una situación de estabilización y crecimiento, lo que favorece el regreso de los inversores a este mercado y la llegada de otros nuevos.
Los inversores tienen la convicción de que, tras un ajuste acumulado del 40% desde los máximos registrados en los años 2007 y 2008, ya ha concluido el descenso de precios de alquileres de estos edificios, y proyectan crecimientos en las rentas en el corto o medio plazo, aunque siempre dependiendo de su ubicación.
Las dos terceras partes del mercado corresponden a Madrid con el 67% de la inversión total en este tipo de oficinas durante el pasado año, y Barcelona el 33% restante.
La previsión para 2015 apunta a una recuperación total del mercado en este ejercicio, aunque aún sigue siendo buen momento para invertir en la zona centro de Madrid y en algunas áreas de la periferia.