Casados que deciden poner su casa hipotecada en alquiler

El mercado inmobiliario español comienza a estar cada vez más dividido entre quienes defienden a capa y espada la compra de una vivienda y entre los firmes defensores del alquiler. Aunque la propiedad sigue imponiéndose, lo cierto es que, con la crisis, el mercado del alquiler ha ido ganando adeptos.
Según los últimos datos del INE, el porcentaje de viviendas en propiedad descendió entre 2001 y 2011 hasta el 78,9%, hasta niveles cercanos a los de hace 20 años. En este tiempo, el porcentaje de viviendas en alquiler se ha incrementado en más de dos puntos, al pasar del 11,4% en 2011 al 13,5% en 2011.
La fuerte subida de precios experimentada por la vivienda entre 2001 y 2007 expulsó del mercado a muchos potenciales compradores, que se vieron obligados a vivir de alquiler. Tras el estallido de la crisis inmobiliaria, el alquiler también se ha convertido en refugio de muchos españoles ya que, a pesar de la importante corrección de precios experimentada desde los máximos –entre un 40 y un 50%–, la falta de financiación ha impedido el acceso a una vivienda en propiedad a cientos de ciudadanos.
Además, las duras y dramáticas consecuencias de los excesos inmobiliarios y del estallido de la burbuja han provocado, según los expertos, un cambio muy importante en la mentalidad de quienes serán los futuros compradores de viviendas, jóvenes que con 15 o 20 años han visto o vivido muy de cerca una ejecución hipotecaria y en cuyo futuro de vida no hay cabida para la vivienda en propiedad. La balanza sigue inclinada a favor de la propiedad, pero no ya de manera tan aplastante como hace una década.
Está muy igualado el porcentaje de población que alquila porque no puede comprar con el de aquellos que lo hacen porque son partidarios del alquiler como forma de vida
Esta mayor apuesta por el alquiler todavía tardará tiempo en reflejarse en las estadísticas oficiales. Sin embargo, empieza a ser palpable a través de las encuestas realizadas a los ciudadanos de a pie.
Según una consulta realizada por el portal inmobiliario fotocasa.es entre los usuarios que viven en régimen de alquiler, el 40% de los encuestados lo hace porque su situación económica les impide comprar una vivienda, lo que pone de manifiesto el fuerte sentimiento a la propiedad que sigue tan presente entre muchos españoles. Pero también resulta muy llamativo el hecho de que un 38% apueste firmemente por el alquiler al entender que es una fórmula que da más libertad, frente a la compra de una vivienda, "que ata a un lugar y exige un nivel de gasto muy elevado durante un largo tiempo", apunta Beatriz Toribio, portavoz del portal.
“El alquiler está ganando terreno a pasos agigantados en España. No sólo cada vez más gente alquila, en concreto un 19% según nuestros datos, sino que cada vez son más los que ven el alquiler como una opción firme de vida”, explica Toribio. “Con estos datos vemos que está muy igualado el porcentaje de población que alquila por necesidad, porque no puede comprar, con el de aquellos que lo hacen porque son partidarios del alquiler como forma de vida. Este equilibrio era impensable hace cuatro o cinco años”, añade.